Noviembre
Por:
Padre Ignacio Gramsch
Dom. 16 de Oct.
Por: P.
Bernardino
Zanella

MENSAJE DEL VICARIO

Padre Ignacio Gramsch Labra, párroco de la parroquia San Alberto de Sicilia, asumió como Vicario de la Zona Norte, en sucesión del padre Rafael Hernández en una ceremonia realizada el 28 de junio de 2018.

“El Señor Jesús no nos alfombró el camino y Él mismo sufrió cosas más duras quelas que nos toca vivir ahora a nosotros. Estamos en un tiempo de reparación de nuestra Iglesia, de renovación, de enamorarnos más de Jesucristo. Yo humildemente como nuevo vicario de la Zona Norte espero servir al Señor y servir a mis hermanos de las parroquias, colaborar mucho con los sacerdotes, con los diáconos, las religiosas y tantos laicos de buena voluntad que nos enseñan tanto”.  

Vicario Zona Norte sobre los coordinadores parroquiales:
"Los coordinadores parroquiales laicos son muy importantes en las parroquias y en las comunidades, porque son lo que ayudan al párroco y solitos, muchas veces, mueven a las comunidades y capillas. Por eso quiero estar cercano a ellos y podamos caminar juntos y en medio de todos los problemas, tú ves una iglesia viva y que el Espíritu Santo la lleva".

Vicario Zona Norte sobre los Diáconos permanentes para la Zona Norte:
"A ustedes, se les confía la misión de ayudar a los presbíteros y diáconos en su ministerio y distribuir, como ministros extraordinarios, la sagrada comunión a los fieles, incluso enfermos, ya que van a ser destinados de un modo especial al ministerio eucarístico. Deben vivir desde ahora más íntimamente unidos y más perfectamente identificados con el sacrificio del Señor. Detrás de todo este servicio está la familia, sus esposas, que demuestran el gran amor a Cristo. Ellos se disponen a crecer, a mejorar y a tratar de imitar a Jesús en su vida matrimonial y en su camino al diaconado".

Vicario Zona Norte sobre los adultos mayores que reciben apoyo por parte de la Zona Norte
“Me parece muy importante que personas mayores de 65 años, que aman al Señor, que lo buscan, puedan recibir este sacramento, que da una gracia especial para vivir la enfermedad. Enfermedad que de alguna manera, nos acerca más a Cristo, que sufrió en la cruz hasta la muerte. El sacramento los fortalece, los anima, les regala la gracia especial para llevar la enfermedad, para ofrecerla a Cristo”.


Avda. Independencia 229
Teléfono: 2777 5834 / Fax: 2777 7895