Noviembre
Por:
P.Rafael Hernández
Dom. 16 de Oct.
Por: P.
Bernardino
Zanella

MENSAJE DEL VICARIO

MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE!

Hermanos y hermanas de la Zona Norte:

El 20 de noviembre del presente año, Fiesta de Cristo Rey del Universo, celebraremos la culminación del Año Jubilar de la Misericordia.

En estas breves palabras, quisiera compartir algo de lo que humanamente, he percibido en la vida de nuestra Iglesia zonal durante este tiempo extraordinario de gracia.

Creo que ha sido acogido universal y positivamente.  Ha dado ocasión  para ahondar el misterio de Dios, de la Santa Trinidad, en las homilías, especialmente,  los domingos, muy en sintonía con el Evangelio de San Lucas y las parábolas de la misericordia.  Se manifestó particularmente propicio  para acompañar la reflexión del año.

También profundizar el misterio de Jesús “rostro de la misericordia del Padre”, culmen de la manifestación de Dios, en la historia humana.
En muchos grupos, encuentros y jornadas la misericordia fue el contenido y tema de reflexión.  También hubo mayor acercamiento  al Sacramento de la Penitencia.

La mayoría de las parroquias de nuestra zona peregrinaron a los Templos Jubilares.  Muchos cruzaron la Puerta Santa (con una buena preparación) en la Iglesia Catedral y en los templos asignados: Santuario María Santísima (Fundación Las Rosas) y la Parroquia Inmaculada Concepción de Colina. 

Además de las parroquias, peregrinaron pastorales y grupos específicos, tales como la catequesis, jóvenes, adulto mayor, vida consagrada, sacerdotes, diáconos, familias, etc.

También ha sido un año  que ha despertado mayor sensibilidad a las obras de misericordia, ha abierto el corazón de muchos,  a los que viven en las periferias, hermanos que experimentan precariedad y pobrezas.  Así, los pobres, los enfermos, los migrantes, encarcelados, etc., han aparecido con mayor frecuencia en la vida de personas y comunidades.  Creo que se han dado pasos de crecimiento y conversión.

Que el Año Jubilar culmine no significa que sus contenidos se suspendan, sino que seguimos profundizando, para crecer en fidelidad a Jesús y su enseñanza. Esperamos que lo vivido y aprendido arraigue en nuestra vida y en la vida de nuestra Iglesia.  Es por esto que para el año que viene seguiremos ahondando en el tema de la misericordia y desarrollando en la conversión misionera y a la luz de la Exhortación Sinodal “Amoris Laetitia”, una mayor preocupación por la familia.

Si Dios ha sido misericordioso conmigo, me ha perdonado tanto, cómo no hacer lo mismo con los demás.

Sabemos lo que cuesta tomar en serio a Jesús, debemos perseverar en su seguimiento.  Es por esto que la misericordia de Dios continúa, porque en ella nos movemos y existimos.

Que Jesús, el Señor, nos ayude y María, su Madre, nos acompañe por el camino.


   Rafael Hernández B., Pbro.
Vicario Episcopal Zona Norte

Avda. Independencia 229
Teléfono: 2777 5834 / Fax: 2777 7895